María Magdalena Díaz Pantoja

María (38 años) llegó a la Argentina hace más de una década. Mientras trabajaba para enviar ayuda a su familia, estudió para ser enfermera. Empezó con el Comedor en su casa al ver los destrozos de las inundaciones en su barrio Altos de San Lorenzo, La Plata. Con el tiempo, esa aventura solidaria fue tomando otra dimensión y se transformó en un compromiso diario de mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas de su barrio.

Comedor Merendero “Todos por una Sonrisa”

El Comedor “Todos por una Sonrisa” nace en el 2013 luego de las inundaciones en La Plata y se ha convertido en un espacio esencial para las mujeres y niños de la comunidad, brindando tanto comidas como acompañamiento y contención a 300 personas. Para continuar fortaleciendo su trabajo, hoy necesitan acondicionar su espacio de trabajo y comprar un vehículo que les permita recolectar las donaciones que reciben de comercios e individuos voluntarios.

Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *