Nancy Uguet – Refugio Uguet Mondaca | Hogar de contención | Burzaco

El proyecto
Nancy abrió las puertas de su hogar para dar albergue, contención y herramientas a mujeres y niños que estén atravesando situaciones de violencia y vulnerabilidad. El objetivo es en primer lugar preservar sus vidas, su integridad física y mental. Además, junto a su equipo promocionan los derechos de mujeres y niños a través de charlas, trabajan de forma interdisciplinaria para su empoderamiento y logran una buena reinserción en la sociedad para una vida sin violencia.
Qué está logrando
Desde hace 14 años, Nancy lleva esta obra adelante junto a un grupo de colaboradoras. El refugio brinda un espacio sin límites de permanencia, con asistencia jurídica y psicológica, individual y personal para un promedio de 30 personas, entre mujeres y niños.
El dato
La acción de Nancy comenzó cuando escuchó cómo una vecina y su hija padecían una situación de violencia. Intervino activamente saltando el muro, deteniendo los golpes y llevando a su vecina a su casa. Fue la primera de muchas mujeres que alojaría.
Su mirada
“Me preocupaba ver el sometimiento de las mujeres, y la naturalidad con la que soportaban el maltrato físico y psicológico amigas, conocidas y demás mujeres en general, a las que les preguntaba por qué aguantaban todo eso. La respuesta siempre era la misma: “¿A dónde voy a ir?”

AYUDÁ A ESTE ABANDERADO

refugio.uguetmondaca.vg@gmail.com

One thought on “Nancy Uguet – Refugio Uguet Mondaca | Hogar de contención | Burzaco

  1. Después de la noche en que entregaron los premios Abanderados y haber vivido hermosos momentos me parece apropiado sintetizarlos con la palabra del poeta.
    Gente necesaria
    Hay gente que con solo decir una palabra
    enciende la ilusión y los rosales,
    que con sólo sonreír entre los ojos
    nos invita a viajar por otras zonas,
    nos hace recorrer toda la magia.
    Hay gente, que con solo dar la mano
    rompe la soledad, pone la mesa,
    sirve el puchero, coloca las guirnaldas.
    Que con solo empuñar una guitarra
    hace una sinfonía de entrecasa.
    Hay gente que con solo abrir la boca
    llega hasta todos los límites del alma,
    alimenta una flor, inventa sueños,
    hace cantar el vino en las tinajas
    y se queda después, como si nada.
    Y uno se va de novio con la vida
    desterrando una muerte solitaria,
    pues sabe, que a la vuelta de la esquina,
    hay gente que es así, tan necesaria.
    Hamlet Lima Quintana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *